The four paths of digital humanism

In recent days, I had an interesting interview with Dr. Albertina Navas, an expert in digital transformation, where we discussed the implications of digital transformation within companies. What caught my attention the most, and what I want to address in this blog, are the 4 concepts that Dr. Albertina Navas referred to as “The 4 Paths of Digital Humanism.”

Let’s start with the meaning of Digital Humanism. On the website:  https://www.factorhuma.org/es/contenidos/unidades/15298-humanismo-digital they state that digital humanism is a thought movement that promotes putting technology at the service of human condition. Joan Clotet, Digital Humanist, Digital Talent Advisor, and member of the Advisory Committee of the Factor Humà Foundation, says being a digital humanist “means considering the impact on people from minute zero of any initiative and involves leading from that place to generate trust and value through them. It involves using technology as a lever for change and opportunity generator for as many people as possible.”

Once we understand the meaning of this term, it becomes easier to understand the concept that Dra. Navas proposes by identifying the 4 routes of Digital Humanism:

  1. Learning
  2. Applying
  3. Analyzing
  4. Contributing

Learning

This term is related to familiarizing ourselves with technology, that is, overcoming the fear of it. Feeling curious to know more, to be amazed by every discovery we make about technology. Dra. Navas suggests that we become allies of technology, not its enemies. Nowadays, there are many free courses on the internet, aimed at beginners to learn the terms, programs, software, and more that will help us better understand the digital transformation we are experiencing in all aspects of our lives.

Applying

Application involves being empathetic, sharing stories with people in a way that technology benefits us, helps us become better, identify problems, and have solutions that do not negatively affect us but, on the contrary, apply technology in a way that supports and helps people achieve the best results.

Analyzing

Analysis is extremely important; we cannot lose critical thinking to guide our audience. In my article on the 10 soft skills of Public Relations, we addressed the topic of critical thinking since it is one of the main tools we must use when applying technology to our daily lives, but above all, when communicating to our audiences with whom we have an ethical and moral obligation.

Contributing

This fourth route invites us to leave a mark, not to be just another passing by without leaving a trace. Transformative digital humanism is one that leaves a legacy for future generations. Contributing means giving our ideas for the growth of others. There are so many brilliant minds in our society that, if they wanted to, could contribute to knowledge, but above all to the understanding and application of technology in the most unexpected areas in a very easy way so that everyone can apply it.

The topic of digital transformation cannot be a taboo subject, demonized, or only for the knowledgeable. Of course, everyone must make the decision to get involved, to want to learn, to want to contribute, to want to analyze, and to play their role as actors in an imminent change that, if handled correctly, aims to support the development of humanity.

I hope you found this topic interesting. I thank Dra. Albertina Navas for her generosity in sharing her opinions and knowledge, and for being my inspiration to write this blog.

See you next time!

 

Las cuatro rutas del Humanismo Digital

Transformación digital y Relaciones Públicas

En días pasados tuve una interesante entrevista con la doctora Albertina Navas, experta en transformación digital, y con ella abordamos justamente qué implicaciones tiene la transformación digital dentro de las empresas. Pueden escuchar y ver la entrevista en el siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=LiYqqGmxqgo

Lo que más me llamó la atención y  que es a lo que quiero referirme en este blog, es sobre los 4 conceptos que la doctora Albertina Navas nos refirió:  Las 4 rutas del Humanismo Digital.

Partamos del significado de Humanismo digital. En la página web: https://www.factorhuma.org/es/contenidos/unidades/15298-humanismo-digital señalan que el humanismo digital es una corriente de pensamiento que promueve poner la tecnología al servicio de la condición humana.

Joan Clotet, Humanista Digital, Digital Talent Advisor y miembro de la Comisión Consultiva de la Fundación Factor Humà, ser humanista digital “significa considerar el impacto en las personas desde el minuto cero de toda iniciativa e implica liderar desde ese lugar para generar confianza y valor a través de ellas. Supone utilizar la tecnología como palanca de cambio y generador de oportunidad para el mayor número de personas posible”, explica.

Una vez que sabemos el significado de este término se nos hace más fácil entender el concepto que plantea la doctora Navas al identificar las 4 rutas del Humanismo digital que son:

  1. Aprender
  2. Aplicar
  3. Analizar
  4. Aportar

Aprender

Este término está relacionado con el familiarizarnos con la tecnología, es decir, perderle el miedo. Sentirnos curiosos de conocer más, de asombrarnos con cada cosa que vayamos descubriendo de la tecnología, La doctora Navas nos plantea ser aliados de la tecnología, no ser sus enemigos.

En la actualidad existen muchísimos cursos gratuitos en internet, dirigidos a principiantes para conocer y aprender los términos, programas, software y demás que nos ayudarán a comprender de mejor manera la transformación digital que estamos viviendo en todos los ámbitos de nuestra vida.

Aplicar

La aplicación consiste en ser empáticos, contar historias con las personas de una manera en que la tecnología nos aporte, nos ayude a ser mejores, a identificar los problemas y tener soluciones que no afecten de manera negativa, sino al contrario, que apliquemos la tecnología de manera tal que apoye y ayude a las personas para que sus resultados sean los mejores.

Analizar

El análisis es supremamente importarte, no podemos perder el pensamiento crítico para orientar al nuestro público que nos sigue. En mi artículo sobre las 10 habilidades blandas de las Relaciones Públicas, abordamos el tema del pensamiento crítico ya que es una de las principales herramientas que debemos utilizar el momento de aplicar la tecnología a nuestra vida diaria, pero, sobre todo, el momento de comunicar a nuestros públicos con los que tenemos una obligación ética y moral

Aportar

Esta cuarta ruta nos invita a dejar huella, a no ser uno más que pasa sin dejar rastro. El humanismo digital trasformador es aquel que deja un legado para las futuras generaciones. Aportar significa dar nuestras ideas para el crecimiento de los demás. Hay tantas mentes brillantes en nuestra sociedad, que si quisieran, podrían aportar para el conocimiento, pero sobre todo para la comprensión y aplicación de la tecnología en los ámbitos más inesperados de una manera muy fácil para que todos la puedan aplicar.

El tema de la transformación digital no puede ser un tema tabú, satanizarse, o que sea sólo para los entendidos. Claro está que cada uno debe tomar la decisión de involucrarse, querer aprender, aportar, analizar y ejercer su papel de actor en un cambio inminente que lo que pretende es, si lo tratamos correctamente, apoyar al desarrollo de la humanidad.

Espero que este tema les haya parecido interesante.

Agradezco a la Doctora Albertina Navas Directora de Comunicación de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, por su generosidad al compartir sus opiniones y conocimiento, y por quién me inspiré para escribir este blog.

Nos vemos en una próxima oportunidad.

 

Relaciones Públicas Digitales: Construyendo marcas personales y profesionales en la era de la inteligencia artificial

Inteligencia Artificial y las Relaciones Públicas

En la actualidad, las Relaciones Públicas Digitales están jugando un papel fundamental en la construcción y gestión de marcas personales y profesionales. A medida que la tecnología avanza, la forma en que nos relacionamos y nos presentamos al mundo está evolucionando rápidamente. La llegada de la inteligencia artificial (IA) ha planteado nuevos desafíos y oportunidades en este campo.

Una de las áreas clave de las Relaciones Públicas Digitales es la construcción de una marca personal sólida. En un mundo hiperconectado, donde las redes sociales y los sitios web personales tienen un papel protagonista, es crucial desarrollar una presencia en línea coherente y auténtica.

La marca personal se refiere a la imagen que proyectamos en el ámbito digital, y engloba nuestros valores, habilidades y experiencia. Para construir una marca personal sólida, es esencial definir una estrategia de comunicación clara y consistente, establecer objetivos y seleccionar los canales digitales más adecuados para promocionarse de manera efectiva.

En paralelo, las Relaciones Públicas Digitales también son relevantes en el ámbito profesional, ya que las marcas corporativas tienen el desafío de adaptarse a un entorno digital en constante evolución. Las empresas deben mantener una presencia activa en las redes sociales y utilizar estratégicamente la comunicación digital para alcanzar a su audiencia objetivo.

La gestión de la reputación en línea se vuelve crucial, ya que cualquier crisis o mala gestión puede tener un impacto significativo en la imagen de la empresa. Las Relaciones Públicas Digitales permiten a las empresas interactuar directamente con sus audiencias, brindando la oportunidad de responder rápidamente a los comentarios y preocupaciones de los usuarios, construyendo así una relación de confianza y fidelidad.

La IA o Inteligencia Artifical,  se ha convertido en un factor cada vez más relevante en las Relaciones Públicas Digitales. Las empresas están utilizando chatbots y asistentes virtuales impulsados por IA para automatizar y mejorar la comunicación con el público.

Estas herramientas permiten respuestas rápidas y personalizadas, optimizando la experiencia del cliente y agilizando las interacciones. Sin embargo, también plantean desafíos en términos de autenticidad y humanidad, ya que algunos usuarios prefieren la interacción con personas reales en lugar de máquinas. El equilibrio entre la automatización y la atención personalizada se vuelve crucial para el éxito de las Relaciones Públicas Digitales.

Desafíos de las Relaciones Públics Digitales

A pesar de las numerosas ventajas de las Relaciones Públicas Digitales, también enfrentan desafíos significativos. La saturación de información y la falta de control sobre la imagen y reputación en línea pueden ser obstáculos difíciles de superar. Además, la rapidez con la que se difunden los mensajes en el entorno digital puede dificultar la gestión de crisis y responder a los cambios rápidos en la opinión pública. Las Relaciones Públicas Digitales requieren una monitorización constante, una estrategia adaptativa y la capacidad de anticipar y responder a los desafíos emergentes.

Las Relaciones Públicas Digitales han adquirido un papel central en la construcción de marcas personales y profesionales en la era de la inteligencia artificial. La gestión efectiva de la marca personal y corporativa en el ámbito digital requiere:

1.- Estrategias claras, es decir, plantearse el cómo lo vamos a hacer partiendo de un objetivo SMART que nos permita aterrizar nuestro propósito y escoger la mejor manera para llevarlas a cabo.

2.- Adaptación a las nuevas tecnologías. Esto es vital ya que si no nos adaptamos a las nuevas tecnologías corremos el riesgo de quedarnos fuera del entorno tanto laboral, empresarial y de desarrollo.

3.- Enfoque constante en la autenticidad y la relación con el público. La ética, hablar con la verdad y ser coherentes nos da credibilidad. Todo esto es nuestra carta de presentación con nuestros públicos. Recordemos que ellos son el motor y a quienes nos dirigimos con nuestros mensajes, ya sea para persuadirlos, informalos o entretenerlos.

A pesar de los desafíos, las Relaciones Públicas Digitales ofrecen un enorme potencial para potenciar la visibilidad y el impacto de las marcas en un mundo digitalizado en constante evolución.

Pensemos que la tencología no se detiene y debemos estar en constante capacitación.

 

La metodología Design Thinking: Un enfoque innovador para la solución de problemas y la creación de Valor

Design Thinking ofrece una metodología efectiva para abordar desafíos complejos y crear valor diferenciado en el mercado.

En el mundo actual de los negocios, la innovación es un factor clave (state-of-art) para el éxito de cualquier organización o empresa. Los desafíos constantes del mercado nos impulsan a crear soluciones disruptivas para estar a la vanguardia, creando valor. Es fundamental contar con enfoques efectivos que impulsen la creatividad y la resolución de problemas. Es aquí donde el Design Thinking sobresale como una metodología poderosa que permite a los equipos abordar desafíos complejos desde una perspectiva centrada en el usuario.

El Design Thinking, es un enfoque basado en el pensamiento creativo, que busca comprender las necesidades y deseos de los usuarios finales para desarrollar soluciones innovadoras. Aunque originalmente se asociaba principalmente con el diseño de productos, ha evolucionado para ser una metodología aplicable a diversos ámbitos, incluyendo la innovación y el marketing.

El proceso de Design Thinking consta de cinco fases, cada una de las cuales juega un papel crucial en la resolución de problemas y en la creación de soluciones efectivas que aporten valor. A continuación, vamos a explorar brevemente cada una de estas fases en detalle:

  1. Empatizar: Esta fase se centra en comprender a fondo a los usuarios y sus necesidades. Implica observar, escuchar y empatizar con los usuarios para obtener una comprensión profunda de sus deseos, motivaciones y frustraciones. La empatía es fundamental para desarrollar soluciones que realmente satisfagan las necesidades de los usuarios.
  2. Definir: En esta etapa, se sintetizan las ideas y los hallazgos obtenidos durante la fase de empatía. Se establece un enfoque claro y se define el problema a resolver. Es importante formular una declaración de problema o desafío que oriente todo el proceso de Design Thinking.
  3. Idear: En esta fase, se busca generar ideas creativas y explorar diferentes enfoques para abordar el problema definido. Se fomenta la generación de ideas sin restricciones y se utilizan técnicas como el pensamiento divergente para estimular la creatividad. El objetivo es generar una amplia variedad de ideas y soluciones potenciales.
  4. Prototipar: Aquí es donde las ideas se materializan en prototipos tangibles. Los prototipos pueden ser maquetas físicas, representaciones visuales o incluso simulaciones interactivas, dependiendo de la naturaleza del problema. Los prototipos permiten a los equipos obtener retroalimentación temprana de los usuarios y refinar sus soluciones antes de invertir recursos adicionales.
  5. Probar: En esta última fase, los prototipos se ponen a prueba con los usuarios finales. Se recopila retroalimentación valiosa y se realizan ajustes iterativos en función de los comentarios recibidos. El objetivo es aprender de las pruebas y mejorar continuamente la solución. En ocasiones, este proceso de prueba y retroalimentación puede requerir pivotear, es decir, realizar ajustes más significativos o incluso cambiar de dirección si la solución inicial no cumple con las expectativas.

El Design Thinking fomenta una mentalidad abierta y flexible, en constante exploración, alentando a los equipos a indagar múltiples perspectivas y a desafiar suposiciones preexistentes o mitos. Además, promueve la colaboración y el trabajo multidisciplinario, ya que la diversidad de ideas, experiencias, percepciones y habilidades del equipo o grupo de personas puede conducir a soluciones más innovadoras y completas.

Para los expertos en innovación, creadores de valor, sostenibilidad y los gerentes de marketing, el Design Thinking ofrece un proceso efectivo para abordar desafíos complejos y crear valor diferenciado en el mercado. Al adoptar este enfoque, las organizaciones pueden aumentar su capacidad de innovación, impulsar la satisfacción del cliente y, en última instancia, lograr un crecimiento sostenible.

En resumen, el Design Thinking es un enfoque poderoso para la solución de problemas y la creación de valor. Con sus cinco fases claramente definidas, este proceso proporciona una guía efectiva para la innovación centrada en el usuario. Al adoptar el Design Thinking, los expertos en innovación y los gerentes de marketing pueden fortalecer su capacidad para enfrentar los desafíos del mercado actual y generar soluciones que realmente marquen la diferencia para la sostenibilidad de los negocios.

Abrir chat
1
Hola
En ¿qué podemos ayudarte?
Autorización para el tratamiento de datos personales
Autorizo a Iglobalcomunicaciones., en adelante Iglobalcomunicaciones, de forma expresa, de manera libre y voluntaria, específica e inequívoca, conforme al marco jurídico vigente, para que mis datos personales, así como de mi representado, que hayan sido proporcionados de manera directa, indirecta, o que consten en bases de datos de acceso público.