No todo lo que brilla es oro en Relaciones Públicas

Muchas veces creemos que haciendo más cosas, tratando de sobresalir a cualquier precio, o dejar de lado la ética en nuestras acciones con tal de ganar, nos va a traer satisfacción. Les puedo decir que es todo lo contrario. No todo lo que brilla es oro en Relaciones Públicas. A continuación les dejo unas reflexiones.

Autenticidad sobre brillo superficial:

En Relaciones Públicas, la autenticidad y la transparencia son fundamentales. No se trata solo de crear una imagen brillante, sino de construir relaciones genuinas y duraderas con el público. El brillo superficial puede atraer inicialmente, pero la falta de autenticidad eventualmente se revela y puede dañar la reputación de una organización.

Esto también se aplica en la relación que tenemos con los periodistas. En mi experiencia les puedo decir que conservo grandes amigos periodistas, que conocí hace más de 20 años y que continuamos con una relación de amistad, que a pesar del tiempo y la distancia ha permanecido intacta. La autenticidad es un valor que nosotros quienes manejamos la imagen de empresas o personas, debe ser nuestra prioridad,

Gestión de crisis en la sombra:

A menudo, la verdadera habilidad en Relaciones Públicas se muestra no cuando las cosas van bien, sino cuando surgen crisis. No todas las situaciones pueden manejarse con brillo y relumbrón; a veces, es necesario trabajar en la sombra, abordando problemas de manera estratégica y discreta para proteger la reputación y la integridad de la organización.

Esto es muy importante ya que las Relaciones Públicas no son solo brillar por fuera, sino más bien un trabajo de hormiga que nos permita, el momento de enfrentar una crisis, manejarla de manera correcta, asertiva y sincera, Esto nos va a ayudar a que nuestra reputación que es el bien más importante de una empresa u organización, permanezca intacta y aun más crezca y mejore.

Éxito más allá de los titulares:

En un mundo obsesionado con los titulares y la atención instantánea, es fácil confundir el éxito en Relaciones Públicas con la cantidad de cobertura mediática o el impacto viral. Sin embargo, el verdadero éxito se construye en relaciones sólidas, influencia significativa y percepciones duraderas, más allá de la superficie de las noticias del momento.

Creo que esta es una de las reflexiones más importantes, ya que nos permite discernir que más allá del pantallazo inicial, existe mucho trabajo que no se ve y que gracias a éste:  la imagen, la reputación y las  relaciones duraderas y fuertes con periodistas, influencers y demás stakeholders se ve fortalecida en el tiempo.

La importancia del trabajo detrás de escena:

Detrás de cada gran campaña o evento exitoso de Relaciones Públicas, hay un trabajo meticuloso y constante que a menudo pasa desapercibido. Desde la investigación y la planificación estratégica hasta la gestión de stakeholders y la evaluación de riesgos, el verdadero valor en Relaciones Públicas a menudo se encuentra en el trabajo detrás de escena que sustenta las brillantes apariciones públicas.

Todo lo que se hace en Relaciones Públicas y que no se ve, tiene un valor incalculable, ya que nos permite, mediante investigación, gestión y evaluación, tratar los temas de comunicación más intrínsecos de las empresas. También ayuda a prepararnos para gestionar crisis, y nos permite estar siempre alertas a las posibles amenazas que pueda tener la empresa u organización.

Ética sobre espectáculo:

En un campo donde la persuasión y la influencia son herramientas clave, es crucial priorizar la ética sobre el espectáculo. No todas las tácticas brillantes son éticamente aceptables, y el compromiso con estándares morales elevados es esencial para construir y mantener la confianza pública a largo plazo.

El actuar con ética y verdad son los valores bandera de los relacionistas públicos. No por brillar y hacer que nuestra marca u organización sobresalga en medios de comunicación o redes sociales, podemos mentir a nuestras audiencias. No nos olvidemos del dicho: “más rápido cae el mentiroso que el ladrón”.

No nos dejemos deslumbrar por el brillo del oro, detrás existe mucho trabajo minucioso, responsable y de calidad que permite que ese brillo sea: real, sincero y que goza de una excelente reputación tanto al interior como al exterior de la empresa u organización.

Espero que les haya servido estas reflexiones.

Hasta la próxima!!!

2 respuestas a «No todo lo que brilla es oro en Relaciones Públicas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola
En ¿qué podemos ayudarte?
Autorización para el tratamiento de datos personales
Autorizo a Iglobalcomunicaciones., en adelante Iglobalcomunicaciones, de forma expresa, de manera libre y voluntaria, específica e inequívoca, conforme al marco jurídico vigente, para que mis datos personales, así como de mi representado, que hayan sido proporcionados de manera directa, indirecta, o que consten en bases de datos de acceso público.